SLIDER

Poema - Sin título

28/10/19


A modo de celebración por los ocho años que cumple mañana mi blog personal Una loca entre cuerdos (el cual está en privado porque, aunque no haya nada escandaloso entre sus entradas, desde que soy profe me he vuelto más celosa de mi privacidad) he decidido publicar hoy algo que escribí en agosto y que no había visto la luz porque a veces me gusta dejar reposar lo que escribo durante un tiempo, volverlo a leer y así continuamente hasta que considero que ya está bien.

Sin título

Son los días, los mensajes, los cafés y las alegrías, 
son las bromas y las miradas, y las caricias que no son mías.
Que por un beso te diría que eres lo más bonito de mi día y,
que por una noche, te diría que quedes toda la vida.
Eres frescor, eres pureza,
eres el despertar con una sonrisa, 
eres los abrazos, las despedidas, el miedo,
y el vacío.

Y me hundo en tu pecho, 
con el corazón al desnudo,
porque lo ames o no,
no tengo forma de parar lo que siento.


¡Hasta la próxima!
No se olviden de comentar si les ha gustado ♥

Reto: 5 líneas de mayo 2019: Mi verano

15/5/19


¡Buenas! Estos últimos días no están siendo muy buenos para mí a nivel emocional y eso se refleja en el microrrelato de este mes. Tampoco he estado tan presente como me gustaría en el blog, pero con el reto no podía fallar y menos ahora que he conseguido tener medalla de bronce :)

Las palabras para este mes de mayo eran: huesos, volamos y rugido.

El frío de tu ausencia se sintió hasta los huesos en pleno verano. Nosotros que volamos por encima de las nubes con cada beso y con cada abrazo, ahora nos distanciamos y nos olvidamos. Después de tanto frío en mi corazón comienzo a sentir un rugido en mi interior cada vez que te pienso, es como si mi mente se negara a dejarte marchar, pero mi cuerpo ya tomó la decisión de que quiere ver al calor llegar.

¡Hasta la próxima! :)

Nueva historia: Cuando zarpa el amor

22/4/19


Bonjour ! Se ha acabado la Semana Santa y estamos todos con muchas ganas y energías para volver a nuestra rutina, ¿verdad? ¡Seguro que sí!

Hoy les quería traer una noticia y es que estoy trabajando en una nueva historia. Tengo millones de historias sin un final por eso no quería anunciar nada por el blog hasta que la tuviera terminada. Mi nueva historia se llama Cuando zarpa el amor y trata de Aitana, una chica que acepta un trabajo como intérprete a bordo de un crucero en el cual se acabará reencontrando con varias de sus exparejas. Y el crucero no volverá al puerto de origen hasta pasadas seis largas semanas.

Es una historia divertida, o al menos en sus primeros capítulos lo era, y con muchas reflexiones sobre el amor, las cosas que hacemos por amor, las mentiras que decimos y los desamores en general. Creo que muchos se pueden sentir identificados en ella, sobre todo porque la historia tiene mucho de autobiográfico. No he vivido nunca una situación como la de Aitana, pero sus exnovios, bueno, digamos que son los míos pero con los nombres cambiados y las historias un poco alteradas.

Escribir CZEA me ha servido de catarsis, ha sido un modo de darme cuenta de muchas cosas que tengo que cambiar en mi vida amorosa, me ha servido para desahogarme y para reírme un rato y por eso creo que puede gustar a la gente.

Ahora que está acabada estoy haciendo unos cambios para añadir escenas, explicar otras que quedaran un poco en el aire, eliminar otras cosas si fuera necesario, etc. O sea, un proceso de corrección de toda la historia que es muy cortita (24 mil palabras), pero que contará con un prólogo escrito por uno de los protagonistas (ventajas de que esté basada en gente real, jajaja), un epílogo y un final alternativo para todos aquellos románticos.

¿Qué les parece? ¿les llama la atención?

Reto: 5 líneas de abril 2019: En mi subconsciente

21/4/19


¡Hola! Como cada mes desde que empezó este año, os traigo mi pequeña aportación al reto 5 líneas de Adella Brac. Como saben era muy fan de este reto hasta que un mes me despisté, pasó otro mes, siguieron pasando meses y no sé cuánto tiempo estuve sin participar, pero me encantaba. Una de mis obsesiones con este reto es intentar que las tres palabras propuestas entren desde la primera oración. A veces lo consigo, pero no me gusta el resultado y lo cambio, otras veces no solo consigo meterlas en la primera frase sino, además, seguidas una tras otra y esta ha sido una de esas veces. ¿Se animan a adivinar qué tres palabras son? 


Con cada sueño millones de situaciones diferentes se suceden en mi cabeza y en todas ellas el resultado es el mismo: tú ya no estás. Te he buscado en todos los lugares, le he preguntado a todos tus amigos, no sé dónde te escondes; por eso cuando es la hora de dormir, sonrío con amargura, porque sé que al menos ahí te seguiré encontrando: en mi subconsciente que se niega a admitir que te ha perdido.


Si quieres conocer más sobre el reto, participar tú mismo o conocer las tres palabras del mes de abril, solo tienes que hacer click [aquí].

Microrrelato: Je suis tombée amoureuse de toi

25/3/19



Ya nos advierten en inglés: to fall in love
¡Y hasta en la lengua del amor!
Tomber amoureux.
Pero en español eliminamos el peligro
y decimos simplemente: «enamorarse».
Pero no hay nada más peligroso y estúpido.
Ningún acto más loco y aterrador,
que el de enamorarse.

Y así me siento yo,
al borde de un precipicio,
sin paracaídas a mis espaldas
porque intentar frenar la caída sería en vano.

Con un pie tanteo el terreno, sé que la caída será dulce.
El viento acariciará mi piel y ondeará mi cabello de la forma más bella.
Mis latidos se acelerarán y subirá mi nivel de adrenalina.
Sé que me va a encantar.
¡Oh Dios!

He hecho esto antes: SÉ que me va a gustar.
Pero en esta ocasión no quiero apresurar la caída.
No es miedo lo que me frena,
o tal vez sí,
pero yo lo disfrazo de sabiduría y experiencia.
Lo disfrazo así para no parecer una cobarde.

Es el acto más loco que alguien puede hacer, sí.
Pero aún así todos lo hacen y solo unos cuantos permanecen con los pies en la tierra.
A veces siento que los valientes son ellos por decidir quedarse aquí y no querer saltar.
Que quizás no estoy siendo cobarde por querer ser como ellos.
Que quizás, por un tiempo, estaría bien no querer saltar tan deprisa.
Porque sé que al final, la caída tendrá un final.
Y sé que me va a doler.
Y voy a dejar de creer en el amor nuevamente.
Y me voy a odiar por haber sucumbido al placer de la caída.

Pero, por ti correría el riesgo, ¿sabes?
Por ti soportaría el dolor.
Porque sé que valdría la pena.
¿Cómo no enamorarse de ti?
¡Quiero saltar! ¡quiero caer por ti!
Solo me falta saber: ¿saltarías tú también?

Tahis.
© TAHIS • Theme by Maira G.