SLIDER

Escritora de relatos y no de novelas


¡Hola! Escribo este post porque me he dado cuenta de que soy más de escribir relatos que de escribir novelas. Es algo de lo que ya me había dado cuenta hacía tiempo, pero siempre lo había tenido como complejo porque no era lo suficientemente buena escritora como para llenar cientos y cientos de páginas de una misma historia. Y puede que sea así porque a día de hoy soy incapaz de mantener una historia más allá de las 50-60 páginas, lo cual tampoco sería un relato.

Estas historias más largas tampoco suelen producirse muy a menudo, pero cuando llegan, en mi cabeza se forma la idea de una super novela preciosa que me emociona muchísimo durante varios meses hasta que luego la ilusión, las ganas, la inspiración o las responsabilidades interfieren y hacen que la novela quede en el olvido por un tiempo o para siempre.

Quizás sea una falta de disciplina y constancia para ponerme a escribir diariamente en lugar de "cuando me apetezca" que suele ser casi nunca. O quizás, como decía antes, simplemente sea una escritora de relatos y no de novelas. A lo mejor no todas las historias pueden ser estiradas como un chicle para llegar a cierto número de páginas o de palabras en el que sentirme cómoda y realizada como escritora.

Y cuento eso que, a primeras, parece tan básico y tan lógico que muchos ni siquiera se lo planteen. Pero es un tema del que nunca había leído y creo que es importante que si hay alguien ahí fuera creyendo que es menos "escritor" que otro, se equivoca.

Me tomó un tiempo conseguir la suficiente seguridad en mí misma para decidirme a publicar mi libro Baile de lenguas y para contarles a las personas de mi alrededor que me gusta escribir. Y ahora estoy consiguiendo esa nueva seguridad para poder llamarme sin complejos escritora. Sí, con mis fallos, con historias inacabadas, con muchas o pocas páginas, con historias más o menos bonitas e incluso aburridas. Pero son mis historias y he decidido contarlas y eso ya me convierte a mí en escritora igual que lo hace contigo. 

Es un mundo en el que es imposible no compararse con el de al lado y casi siempre nos vemos a nosotros mismos desde una posición inferior. Y no es así. No hay inferiores o superiores, al menos en el mundo de la literatura, todos tenemos nuestro estilo (aunque nosotros ni lo sepamos) y tarde o temprano encontraremos un público al que le guste nuestro estilo.

Creo que a partir de ahora me centraré más en escribir mis historias pequeñas y voy a dejar aquellas grandes ideas de novelas un poco más o las acabaré convirtiendo en relatos largos. No lo sé. Y con el tiempo podré irlos agrupando y publicar antologías.

¿Y tú? ¿cuál es tu estilo a la hora de escribir? ¿crees que tienes uno definido?
¿Dónde te sientes más cómoda, escribiendo un relato o una novela?

¡Hasta la próxima!

2 comentarios

  1. ¡Hola, guapa! Desde que empecé a escribir siempre me he considerado escritora, aunque hasta que no terminé de escribir Ritual no tuve ninguna novela concluida. He escrito de todo: novelas, relatos, microrrelatos y alguna que otra "poesía" (verso libre, lo llamo yo), pero lo que más disfruto es escribir novelas. De hecho, cuando escribo relatos suelo dejar finales abiertos porque a veces me inspiran para novelas. En otros casos no, simplemente son relatos que tienen su comienzo y su final.

    Como tu amiga que me considero, voy a darte un consejo que puedes tomar o dejar: apunta todas las ideas que tengas para novelas. Si no te sientes cómoda aún para escribir novelas, o no sientes que puedas llegar a eso, prueba con un relato. Si eres capaz de terminarlo en ese formato es porque la idea no daba para más, pero en caso de que te quedes con ganas de más y sepas que puedes sacarle más jugo, sin alargarlo de más, entonces es porque esa idea necesita transformarse en novela. Cuando edité El caballero de los deseos fugaces supe que no podría alargar más lo escrito, salvo que incluyera relleno que no aportaba nada a la trama. Lo que hice fue agregar contenido extra, como dos finales alternativos y dos relatos: uno con los orígenes de Silvester (que es necesario leer después de la historia principal) y uno en el que conocer un poquito (y solo un poquito) más a Silvester y a una de las mujeres con las que convivió (no quiero hacer spoilers jeje). En ningún momento digo que es una novela como tal, quizá una novela corta, pero la gente se sorprende porque ve que es un "relato" y no una novela como tal. De hecho, tuve que elegir la maquetación de forma que no se quedara en mini libro jajaja. En fin, después de este momento de experiencia compartida, te digo que si nunca lo intentas de verdad, no podrás saber si eres escritora solo de relatos o si también eres capaz de escribir novelas. En cualquiera de los casos sabes que te apoyaré de la misma forma ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Roo! Muchas gracias por tus palabras ♥ Eso haré, escribiré en forma de relato y luego veré si se puede alargar o no, en lugar de quedarme siempre a medias porque nunca puedo terminar. Muchas gracias por compartir tus experiencias como escritora.
      ¡Un besote! ♥♥

      Eliminar

¡Gracias por comentar!

© TAHIS • Theme by Maira G.